¿Tienes que hacer una mudanza? ¿Una minimudanza? Hay ocasiones en que cambiar de casa, ya sea para las vacaciones, o porque has comprado otra vivienda, hace que uno tenga que plantearse el sacar las cosas de la casa como un puzzle para que todo entre donde debe y no se rompa nada.
¿Te echamos una mano?
Analiza. Antes de ponerte a guardar las cosas sin ton ni son analiza un momento lo que tienes y prioriza un poco para poder tener las cosas en categorías donde vayan cosas grandes, pequeñas, fŕagiles, etc.
Si te mudas a otra ciudad o tienes que mudarte rápidamente quizás lo mejor sea contratar a una empresa de mudanzas que te lo haga todo en el menor tiempo posible.
Coge cajas de cartón, te ayudarán a guardar las cosas y no es necesario comprarlas porque muchos comercios y supermercados las tiran así que es cuestión de estar para recogerlas y así podrás ordenar mucho mejor. Eso sí, no las cargues demasiado para que no sea difícil de moverse.
Mientras estás guardando las cosas para la mudanza es posible que tengas cosas que haya que tirar, ¿verdad? Pues aprovecha ahora y no te las lleves a la otra casa. Así ahorrarás espacio y de paso no tendrás tantas cosas que llevarte.
Etiqueta y embala. Etiquetar para saber a qué corresponde cada caja (es muy importante porque así evitarás el tener que estar mirando las cajas hasta encontrar la que buscas). Y embalar es más importante aún, sobre todo en aquellas cosas que son frágiles o que no quieres que se rompan. En el caso de los electrodomésticos procura envolverlos con mantas y atarlos para que no se les de golpes o afecten a su funcionamiento.
A la hora de hacer la mudanza propiamente dicha procura ayudarte de amigos y familiares si los tienes. Si no, intenta estar presente cuando esté la empresa de mudanza para que no se olviden nada ni pase algo que no quieras (y después no se responsabilicen).
De esta forma tu mudanza será mucho más fácil y no te llevará tantos quebraderos de cabeza.