Coldwell Banker Venezuela crea en Latinoamérica sólida red inmobiliaria

El arribo de Coldwell Banker a Venezuela, en 2003, significó un cambio de paradigma en la forma de hacer negocios inmobiliarios en nuestro país y en Latinoamérica donde ha crecido rápidamente. Las estrategias para el despegue de la franquicia han sido innovación,  creatividad, tecnologías de punta, formación profesional; calidad del servicio, avalada por las garantías ofrecidas al comprador y al vendedor, que han cautivado a nuestros clientes, señaló el Arq. David Bassan, presidente de Coldwell Banker para Venezuela y Latinoamérica, en la antesala de la VI Convención Anual a celebrarse en Caracas.
 
No es casualidad que el centro de operaciones para el avance de la marca en Latinoamérica se haya instalado en Caracas. En Venezuela hay talento inmobiliario, y nuestra Casa Matriz confió en Venezuela y nos legó sus fortalezas de 104 años de experiencias a nivel mundial. Tenemos en operaciones 50 Oficinas en el 90% del territorio venezolano. Además, estamos presentes en Colombia, Ecuador, Perú, Nicaragua, Belice, Panamá, Honduras, Guatemala, República Dominicana, y nos preparamos para ingresar al sur del continente. Hemos creado una sólida red latinoamericana de más de 70 oficinas con unos 700 asesores inmobiliarios, agregó.
 
Anunció que en la VI Convención Anual que realizaremos el 7 de Julio, a partir de las 2.00 pm., en la Quinta Monteverde, Urbanización Campo Alegre, Caracas, compartiremos con nuestros franquiciados, gerentes y asesores, la experiencia lograda y los planes inmediatos de expansión que siguen adelante a pesar de la fase recesiva que atraviesa el sector inmobiliario.
 
Las crisis llegan y se van, mientras las oportunidades permanecen. Lo importante es ir a su encuentro, con nuestras fortalezas, y también de la mano de aliados estratégicos, en la búsqueda de vías que contribuyan a diversificar la oferta de viviendas dignas para las familias, y a desarrollar nuevos nichos de mercado, en la promoción y comercialización de bienes raíces.
 
David Bassan dijo que Coldwell Banker ha apoyado al sector inmobiliario en su profesionalización y reconoce los esfuerzos que otras empresas dedican a la formación, y que conducen a la certificación que otorga la Cámara Inmobiliaria de Venezuela. Al entrenamiento constante nosotros sumamos un código de seguridad en los resultados de las transacciones inmobiliarias, a través de las 22 garantías especiales (para el comprador y el vendedor) que vienen de la casa matriz pero que hemos adaptado al país. Es un valor agregado que Coldwell Banker ofrece al mercado, situándola en una posición líder en Venezuela y la Región.

Prensa Coldwell Banker